Artículos

Una Cuaresma diferente

Responsive image

La situación del Coronavirus y las medidas tomas por la Iglesia nos hacen reflexionar en lo pequeños y frágiles que somos; nos creemos muy poderosos y en un momento somos doblegados. 

 

Todo esto en Cuaresma (cuarenta, cuarentena). ¿Pensamos alguna vez en una Cuaresma tan real?

 

Hay que procurar sacar provecho de esta experiencia. 

 

Los que siempre tenemos todo, en un instante nos quedamos sin nada: sin misas, sin sacramentos. Tal vez nos ayude a valorar más la riqueza de poderse reunir para celebrar la fe, de venir a la misa con constancia y no sólo por obligación. 

 

Estos días serán como un largo Viernes y Sábado Santos, cuando la Iglesia ayuna de los Sacramentos, cuando los altares se quedan desnudos, sin manteles ni velas porque no se celebra la misa. Pero después de ese ayuno eucarístico viene el gran gozo Pascual. 

 

Ese gozo también hemos de esperarlo nosotros en nuestra Iglesia, para nuestra patria y para el mundo entero. Oremos y esperemos la Salud integral, como hombres nuevos, rejuvenecidos por la gracia y el amor de Dios.

 

Padre Daniel Rodríguez

Párroco de Sa Diego de Tres Ríos