Responsive image

Oraciones

A la Negrita se le cambió el vestido.

El vestido que se le colocó lleva la bandera de nuestro país, para poner nuestras intenciones

A Nuestra Señora de Los Ángeles se le cambió el vestido.

Esto es signo de expresión de nuestra piedad, y de amor a Ella, el vestido que se le colocó lleva la bandera de nuestro país, para poner nuestras intenciones, necesidades y suplicas a la Virgen de Los Ángeles y que sean presentadas por Ella a su Hijo.
Le pedimos a La Negrita por la pandemia del Covid 19 


INVOCANDO LA INTERCESION DE LA VIRGEN MARIA, 
REINA DE LOS ANGELES, ESTRELLA DEL MAR.

Señor Dios, danos auxilio, unión, paz y concordia, para ser siempre dignos de Tu misericordia. Misericordia Dios mío, misericordia Señor.
Antífona: La Estrella del Cielo, María Santísima, que en sus pechos alimentó a Jesucristo, extinguió la peste de la muerte que plantó el primer padre del género humano. Dígnate Virgen María, Reina de Los Ángeles, Estrella del mar, ahora mismo protegernos de las situaciones de pandemia y enfermedad que ahora vivimos, pues son situaciones que abren en el pueblo estas nuevas llagas.
Oh piadosísima Estrella del mar, líbranos de este virus. Intercede Señora ante tu Hijo, que siempre te escucha y nada te niega siendo en bien del pueblo.
Señor Jesús, sálvanos. Atiende a las súplicas de tu Madre Virgen.
V. RUEGA POR NOSOTROS SANTA MADRE DE DIOS
R. PARA QUE SEAMOS DIGNOS DE ALCANZAR LAS PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR JESUSCRITO.
Oración: Dios de misericordia, de piedad y amor; Dios de indulgencia y perdón; que compadeciéndote de la aflicción de tu pueblo, dijiste del ángel castigador que lo hería "suspende tu mano"; por amor de Aquella Estrella Gloriosa, tu Madre Purísima, de cuyos pechos te alimentaste tan dulcemente del licor milagroso contra el veneno de nuestros delitos, concédenos el auxilio de tu gracia para que con seguridad seamos libres y misericordiosamente salvos de toda peste, hambre, guerra, virus, muerte repentina y de todo peligro de condenación eterna.
Por ti Jesucristo, Rey de la Gloria y salvador del mundo, que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN.
Santo Dios, líbranos de este virus que nos agobia y de todo mal, por tus sagradas llagas. Por tu cruz, líbranos de todo mal, oh Divino Jesús.
De todo mal, nos guarde y defienda la Virgen María. AMEN.
OH DULCE MADRE, TIERNA MARIA, DANOS DE JESUS LA DULCE COMPAÑÍA. Señor Dios, misericordia.
Señor Dios, misericordia.
Señor Dios, misericordia.
Adaptación de la oración "Stella Ccoeli".
Basílica Nuestra Señora de Los Ángeles, Cartago. Costa Rica.