Iglesia

Iglesia Católica celebrará 100 años de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica

Responsive image

Reseña histórica de la 

Provincia Eclesiástica de Costa Rica

 

El territorio de lo que hoy es la República de Costa Rica tuvo su primer encuentro con un emisario del Evangelio con ocasión del cuarto y último viaje de Cristóbal Colón (1451-1506), cuando entre el 17 ó 18 de setiembre, o bien, más probablemente del 25 de setiembre al 5 de octubre de 1502, la expedición estuvo anclada frente a las costas del Caribe, en la isla llamada por el Almirante ?La Huerta? o conocida como Cariay, actual ciudad de Puerto Limón.

 

Dado que es sabido que en este viaje estuvo presente un sacerdote, de nombre Fray Alejandro, es seguro que ante nuestras costas se haya celebrado en esta ocasión y por primera vez la Santísima Eucaristía, ya que está claro que, durante dos o tres domingos -el 18 quizá, y con certeza el 25 de setiembre y el 2 de octubre- Colón y sus hombres estuvieron ante Cariay.

 

Por las circunstancias históricas propias de aquel momento, fue hasta la expedición de Gil González Dávila (1480-1526) y de Andrés Niño (1475-1525) por las costas del Pacífico costarricense, entre enero de 1522 y junio de 1523, que por primera vez se tiene noticia del bautismo de naturales del lugar a la fe de Cristo. 

 

Sin embargo, luego de muchos intentos frustrados, fue hasta noviembre de 1560 -muy tardíamente con relación al resto de América Latina- que da inicio la presencia permanente de españoles en nuestro territorio y con ella, como es propio de la época, tiene lugar también el comienzo de la labor evangelizadora sistemática de nuestra entonces naciente Provincia de Costa Rica.

 

Durante los últimos cuarenta años del siglo XVI hubo constantes solicitudes a la Corona Española, dado el Patronato Hispano ya entonces vigente y concedido en su momento por la Santa Sede, para que en Costa Rica se erigiera una Diócesis propia, como ya se había realizado desde hacía más de treinta años en las restantes Provincias vecinas centroamericanas, a excepción de El Salvador.

 

No fue posible acceder a dicha solicitud por lo que, desde el 6 de julio de 1565, la Corona Española declara a la Provincia de Costa Rica como parte integrante de la Diócesis de León de Nicaragua, con la figura de un Vicario General propio. Dicha estructura eclesiástica que permaneció vigente desde entonces y hasta el año 1850, ya a casi treinta años de vida civil nacional independiente acaecida en 1821.

 

A lo largo de la época colonial se experimentó la urgencia del ministerio episcopal en nuestra Provincia, dado que entre 1608 y 1815 únicamente en once ocasiones el Obispo de León pudo realizar la visita pastoral a esta porción de su Diócesis -la mayoría por lo demás muy breves-; de allí que, con ansias, sobre todo ya entrado el siglo XIX, se espera la erección de un obispado propio para la Provincia y luego del nuevo Estado de Costa Rica.

 

El 28 de febrero de 1850, el Santo Padre beato Pío IX (1846-1878) emite la bula ?Christianae Religionis Auctor? erigiendo el obispado de San José de Costa Rica, como respuesta al reiterado anhelo expresado por autoridades eclesiásticas y civiles durante la primera parte del siglo XIX. La Diócesis de San José integró todo el territorio nacional y se erigió como sufragánea de la Metropolitana de Guatemala.

 

Tres Obispos y un Administrador Apostólico pastorearon la Diócesis de San José de Costa Rica entre 1852 y 1920. Ya desde 1910 se venía expresando la necesidad de crear la Provincia Eclesiástica de Costa Rica, voces que tomaron mayor vigor a partir de 1914 y que, sin duda, fue objeto de la presentación de Mons. Juan Gaspar Stork Werth C.M. (1904-1920), tercer obispo de la Diócesis de San José, en su segunda visita ?ad limina? a la Santa Sede, en noviembre de 1920, a un mes de su fallecimiento.

 

Así, fruto del crecimiento poblacional que va teniendo Costa Rica durante los primeros veinte años del siglo XX, y de la creación en ese mismo período de Provincias Eclesiásticas en El Salvador, Nicaragua, Honduras y Panamá, se erige la Provincia Eclesiástica de Costa Rica, el 16 de febrero de 1921, mediante la bula ?Praedecessorum? del Santo Padre Benedicto XV (1914-1922). Dicha bula eleva a Metropolitana la sede de San José y crea la Diócesis de Alajuela y el Vicariato Apostólico de Limón.

 

El 16 de febrero del año 2021 se está por celebrar el primer centenario de este magno acontecimiento eclesial, como punto de llegada de un camino de más de cuatrocientos años de estructuración eclesiástica de nuestro territorio, siempre en comunión con la Santa Sede Apostólica y con la gracia de contar con el ministerio episcopal acorde a las necesidades pastorales de la nación. Conmemoración que irá de la mano con la celebración civil nacional del bicentenario de vida independiente de Costa Rica el 15 de setiembre del mismo año de 2021.

 

Sin duda, será ocasión propicia para celebrar con gozo el profundo significado de ser y sentir Iglesia, de una Iglesia que ha sabido acompañar, iluminar y animar el recorrido histórico de nuestra nación.

 

Es por ello que entre el 16 de febrero del año 2020 y hasta el 16 de febrero del año 2021, la Conferencia Episcopal de Costa Rica desea celebrar este año centenario de la Provincia Eclesiástica en el contexto de un Año Jubilar, de tal manera que se pueda contar con las gracias espirituales y pastorales que dicho acontecimiento conlleva, como signo de la alegría de ser la Iglesia de Cristo que se alimenta de la Santísima Eucaristía y que cuenta con la especial protección maternal de la Virgen María.

 En resumen

Datos históricos más relevantes

 

 

·      El primer encuentro del territorio que hoy es Costa Rica con un emisario del Evangelio de Jesucristo se dio en el marco del cuarto viaje de Cristóbal Colón a América, en 1502.

 

 

·      Desde entonces inició un camino evangelizador de más de 500 años que llega hasta nuestros días, y que tiene en la creación de la Provincia Eclesiástica, hace un siglo, un momento histórico fundamental.

 

 

·      Con la Provincia Eclesiástica fue creada la Arquidiócesis de San José, la Diócesis de Alajuela y el Vicariato Apostólico de Limón, que son las primeras iglesias particulares de nuestro país. 

 

 

·       Luego fueron erigidas cinco diócesis más para formar las 8 que hoy integran la Iglesia en nuestro país.

 

 

·       Antes de la creación de la Provincia Eclesiástica nuestro territorio pertenecía eclesialmente al obispado de León en Nicaragua.

 

 

·       La celebración del aniversario es un momento de alegría para la Iglesia en Costa Rica, que desea resaltar en él tres aspectos en particular: la diocesanidad, la Santa Eucaristía y el amor de nuestro pueblo a la Virgen María.


Diócesis que conforman la Provincia Eclesiástica de Costa Rica

 

 

Arquidiócesis de San José: Creada como Obispado de San José en 1850, elevada a Arquidiócesis Metropolitana en 1921. Actual Arzobispo: Mons. José Rafael Quirós Quirós.

 

 

Diócesis de Alajuela: Creada en 1921. Actual Obispo: Mons. Bartolomé Buigues Oller.

 

 

Diócesis de Limón: Creada como Vicariato Apostólico en 1921, elevada a Diócesis en 1995. Actual Obispo: Mons. Javier Román Arias.

 

 

Diócesis de San Isidro: Creada en 1954. Actual Obispo: Mons. Fray Gabriel Enrique Montero Umaña.

 

 

Diócesis de Tilarán-Liberia: Creada en 1961. Actual Obispo: Mons. Manuel Eugenio Salazar Mora.

 

 

Diócesis de Ciudad Quesada: Creada en 1995. Actual Obispo: Mons. José Manuel Garita Herrera.

 

 

Diócesis de Puntarenas: Creada en 1998. Actual Obispo: Mons. Óscar Fernández Guillén.

 

 

Diócesis de Cartago: Creada en 2005. Actual Obispo: Mons. Mario Enrique Quirós Quirós.